martes, 20 de noviembre de 2007

Alas de sobrevivencia - Winged Migration


ALAS DE SOBREVIVENCIA

Título: Alas de sobrevivencia (Winged migration)
Dirección: Jaques Cluzaud y Michel Debats
Producción: Jacques Perrin, Christophe Barratier
Guión: Stéphane Durand y Jacques Perrin
Elenco: Jacques Perrin (narrador)
Música: Bruno Coulais
Países: Francia, Italia, Alemania, España y Suiza
Año: 2001
Duración: 98 min.



El vuelo es la capacidad de las aves que más suele fascinarnos. A muchos nos maravilla también la habilidad de sus cerebros para almacenar patrones migratorios. ¿Qué sabemos acerca de sus grandes migraciones anuales y del hecho de que sean capaces de seguir una ruta en ese desierto de desiertos que es el aire?

El cineasta y productor Jacques Perrin (Microcosmos, 1996; entre otras), explora en este documental dichas capacidades. Para hacerlo, requirió cuatro años y cinco equipos de filmación, conformados por más de 450 personas, que siguieron a diferentes grupos migratorios a través de cuarenta países y siete continentes. Su equipo de asesores científicos lo instruyó, además, acerca de una forma de comportamiento animal que le permitiría lograr secuencias únicas: la impronta.

El término impronta se refiere a una forma de aprendizaje en la que un animal muy joven fija su atención en el primer objeto que ve, escucha o toca y el movimiento que, a continuación, hace tras ese objeto; en la naturaleza, ese objeto normalmente es uno de los padres. Experimentalmente, otros animales y objetos inanimados han sido utilizados para estudiar este comportamiento. La impronta fue descrita por primera vez por el etólogo Korand Lorenz en el año 1935, quien descubrió que ciertas aves, al dejar el nido después de la incubación, identificaban a cualquier otro ser que se moviera con su madre.

En Alas de sobrevivencia, al igual que en Microcosmos, nos encontramos con una cinefotografía espectacular, pero también con algo más. Para su realización, muchas de las aves fueron acostumbradas desde su nacimiento a la presencia de cámaras y ciertos ruidos, de manera que cuando las secuencias de las migraciones fueron rodadas, los equipos de filmación no les resultaron molestos y los aceptaron como parte de su mundo; así, los camarógrafos y sus cámaras, instalados en aviones, planeadores, helicópteros y globos aerostáticos, lograron tomas en close up de las aves en vuelo nunca antes obtenidas. Algunas se hicieron con cámaras de video montadas en artefactos aéreos manejados a control remoto, incluyendo un ultraligero especialmente diseñado para este documental, con el que es posible que la cámara –y el público- obtengamos un campo visual de casi 360 grados.

Aunque parezca difícil de creer en plena era del cine digitalizado, Alas de sobrevivencia no recurrió a los efectos especiales; al menos de ello se nos advierte en el prólogo. Solamente miles de horas hombre, cierta tecnología innovadora y una paciencia sobrehumana. El resultado es una emotiva experiencia que podemos asociar con la sensación onírica del vuelo, que nos permite acompañar a grupos de gansos, patos, águilas, grullas, golondrinas, cisnes, gorriones y otras especies, por diferentes ecosistemas del planeta - y por supuesto, por sus cielos - durante vuelos de ida y vuelta que, en ocasiones, superan distancias de 15 mil kilómetros.

La película tiene sus momentos dramáticos, como cuando las aves deben enfrentar los peligros que les representan ciertos fenómenos naturales o de manufactura humana. Pero, de manera por demás acertada, Perrin no permite que nada interrumpa la armonía visual – a veces casi balletística – de su cinta; a ello contribuyen también la mesura en el uso de la narración y los subtítulos explicativos, así como la música.

Los grandes documentales nos ayudan a entender mejor al ser humano, pero también pueden develarnos, cuando se filman con inteligencia y creatividad, las maravillas de nuestro entorno natural. Así lo ha hecho el cine desde los tiempos de Nanook, el esquimal, de Robert Flaherty, hasta las actuales producciones de la BBC. Por otra parte, muchas cintas fantásticas modernas, mediante el uso de efectos digitales y truquería cinematográfica, nos invitan a volar: pocas nos llevarán tan alto como Alas de sobrevivencia.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal

José Manuel García Ortega

Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México ver más>>

Entradas anteriores

Suscribirse a
Entradas [Atom]